58 escalones hacia el éxito

25 septiembre, 2018. Dentro de la escuela

Todos los Septiembres en Complot Escuela de Creatividad comenzamos Cursos, Postgrados y Másters. Todos los Septiembres unas cuantas almas llenas de miedos e ilusiones nos entregan su corazón y lo dan todo para llegar, a través de la escuela, a cumplir su sueño: convertirse en los mejores creativos que puedan ser.

Agustina Rinaldini, Coordinadora del Postgrado de Planificación Estratégica + Creatividad Integral, nos cuenta en primera persona cómo vivió su comienzo de clases.

Desde que toqué el timbre de Complot Barcelona por primera vez, tuve 58 escalones para arrepentirme. ¿Me servirá para algo venirme hasta aquí desde Argentina? ¿Estaré eligiendo bien? ¿Tendré buenas ideas o seré la peor de la clase? ¿Me llevaré bien con mis nuevos compañeros? Creo que eso mismo fue lo que les pasó ese primer día de clases a los 22 #Comploters que comenzaron los programas de Planificación Estratégica y Creatividad Integral.

Empezar algo nuevo siempre es difícil porque uno tiene que salir de su zona de confort. Pero también estimula la posibilidad de cambiar y conocer nuevas maneras de hacer las cosas, romper con lo que es rutinario. Asumir riesgos y desafiarse a sí mismo constantemente es clave para quienes quieren desarrollarse en el mundo creativo. Y así lo sentimos cuando Dan Peisajovich, uno de los directores de la escuela, nos pidió que pasáramos al frente de la clase para presentarnos, explicar por qué estábamos allí, y una consigna más: qué amamos y qué odiamos. 

Hubo respuestas más tradicionales y también contrastes como “amo viajar pero odio volar”. Las diferencias y la diversidad de pensamiento son un potencial dentro de la escuela, pero el sueño tímido de todos lo resumió Judit:

“Espero poder vivir de mis ideas”.

Qué simple suena y qué lejos lo vemos aún.

Después tocó dividirnos en dos clases; los alumnos de Planificación Estratégica nos fuimos con Marta del Castillo, Strategic Planner en McCann Barcelona y Cristina Miranda Girbau, Strategic Planner en Young & Rubicam; mientras los de Creatividad Integral se quedaron con Dan. Lo que ocurrió allí dentro es muy difícil de resumir porque esta experiencia no se puede contar, hay que vivirla. 

Ambos grupos cerraron con un briefing para trabajar para la siguiente clase. Los tiempos reales de cualquier entorno creativo exigen que estemos entrenados para resolver desafíos en poco tiempo, así que volvieron mis preguntas internas… ¿Podré sacar algo bueno? ¿Podré demostrar mi creatividad? ¿Me surgirán las ideas o me estancaré? ¿Tendré el talento suficiente para este trabajo? Pero con el brief en mano y el reloj corriendo, decidí liberarme de todos los interrogantes y ponerme a trabajar. Al final, como bien dijo Thomas Alva Edison, “El genio es 1% inspiración y 99% transpiración”. Así que… ¡a sudar la camiseta… y hasta el próximo briefing!

Agustina Rinaldini.
Coordinadora del Postgrado de Planificación Estratégica + Creatividad Integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas