Algunos #Comploters estamos pensando en volvernos cyborgs

12 febrero, 2018. Dentro de la escuela

En Complot Barcelona exploramos la creatividad desde diferentes perspectivas que nos aportan inputs importantes para estar actualizados en las nuevas tendencias donde la creatividad está innovando. Esta semana visitamos la Cyborg Foundation, donde nos propusieron expandir nuestros sentidos, implantando tecnología en nuestros cuerpos.

Transespecie es el futuro. Adquirir capacidades fuera del alcance de los humanos se ha convertido en una realidad. ¿A quién no le gustaría expandir sus sentidos y adquirir habilidades nuevas? Los humanos siempre estamos buscando la evolución, ser mejores. Distinguirnos entre la multitud está en nuestra naturaleza y ahora es más fácil de lo que piensas. Escuchar colores, sentir las vibraciones de cada terremoto que pasa en la tierra o percibir los cambios en la presión atmosférica en las orejas son los sentidos que Neil Harbisson, Moon Rivas y Manel Muñoz han adquirido hasta ahora.

Neil creció como catalán pero es originario de Londres. Desde su nacimiento tuvo una particularidad visual que sólo le permite ver el mundo en una escala de grises, a partir de esto y conociendo a la gente adecuada es como comienza a desarrollar la antena que actualmente le permite percibir colores visibles e invisibles para el resto de nosotros por medio de vibraciones de sonido que puede sentir directamente dentro de su cabeza. Esta conexión entre su mente, cuerpo y tecnología es lo que le convierte en un cyborg.

Poco tiempo después de adaptarse a esto y explorar nuevas percepciones de la realidad es como comienza a profundizar en el significado y valor que tiene para el futuro de nuestra especie el aumentarnos o mejorarnos mezclando la tecnología con nuestro cuerpo, es por esto que crea la Cyborg Foundation junto a Moon Rivas, una organización internacional que fomenta el que los humanos nos convirtamos en cyborgs, y promueven el cyborguismo como un movimiento social y artístico.

En un inquietante espacio de Poble Sec nos recibieron Neil, Moon y Manel, todos cyborgs. En el caso de Moon, ella puede sentir a través de vibraciones en sus pies los terremotos que suceden en tiempo real en todo el planeta, y Manel es capaz de percibir los cambios en la presión atmosférica por medio de sus orejas.

Al principio no es fácil y hay que acostumbrar al cuerpo y cerebro a este nuevo input. En el caso de Neil, nos dijo que al inicio es como ser un niño que está aprendiendo algo nuevo, le tomó 3 años poder dominarlo, a fin de cuentas es una nueva relación que se está formando en tu cerebro.

Neil busca llegar al séptimo sentido llevando a la práctica la teoría de la relatividad de Einstein, desarrollando un órgano que le permita manipular su percepción del tiempo con la que podrá engañar a su cerebro alargando sus momentos favoritos y acortando los menos agradables.

Pero esto va más allá de una innovación tecnológica. Extienden estas habilidades a través del arte, transmitiendo estas sensaciones a través de obras. En el caso de Moon Rivas, convierte las vibraciones de los terremotos en partituras que toca utilizando la percusión. Es su manera de traducir al resto de personas lo que sólo ellos pueden sentir.

Nos quedó claro que el futuro cada vez es más presente, ser transespecie es fusionarte con la tecnología para ser un mismo organismo. Esta forma de unir conceptos como mente y tecnología encendió otra luz en la cabeza de todos los #Comploters que estuvimos allí.

Adquirir nuevos sentidos está a la vuelta de la esquina ¿a vosotros qué nuevo sentido os gustaría tener?

Daniel Esquivel Coordinador del Master de Creatividad Integral + Creatividad Digital y Nuevos Formatos + Dirección de Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas