Cuando los #Comploters son Mad Men y Poblenou queda en Manhattan

19 noviembre, 2018. Dentro de la escuela

Algunas de las cosas que hacen de Complot Escuela de Creatividad una experiencia única es que entre las muchas actividades semanales, solemos visitar los entornos creativos más importantes de la ciudad. Esta vez los alumnos de Creatividad Integral conocimos una de las agencias de publicidad míticas del sector, que estrenaba oficinas en el barrio de Poblenou, McCann Barcelona; y no solo para recorrer sus departamentos y ver cómo trabajan en el día a día, sino para tener una clase con nuestra profesora en Complot Barcelona Marta Llucià, Directora General Creativa de la agencia, además de presidenta del jurado de los ADCE Awards 2018 y jurado en Cannes Lions 2018.

Para alguien que como yo, ha pasado por la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad y lleva soñando con un futuro profesional en este tipo de sitios desde siempre, poder estar allí es una experiencia excitante. Para que entendáis un poco de qué os estoy hablando, McCann World Group, que remonta sus orígenes al año 1902 en Nueva York, es la creadora de muchas campañas legendarias como “Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe Mastercard”, o incluso se le adjudica la creación de la imagen de Santa Claus a uno de sus creativos en el año 1931 mientras trabajaba para su cliente Coca-Cola. Podéis mirar aquí la extensa lista de clientes y premios conseguidos por McCann Group España en su historia.

Los #Comploters jugando a ser pequeños Don Draper en una sala de reuniones de McCann Barcelona.

Paseando por sus oficinas y pasillos con olor a nuevo, finalmente llegamos al departamento creativo de la agencia donde Marta nos tenía preparada una sorpresa. Un grupo de antiguos #Comploters que hoy integran las filas de esta famosa agencia participarían con ella en la valoración de nuestras ideas dándonos feedback para mejorarlas y hacerlas crecer.

Para acabar este emocionante día de trabajo, nuestros predecesores de la “familia Complot” compartieron con nosotros una charla relajada contándonos la experiencia de sus inicios en la agencia con anécdotas y muchas risas. Cuando Marta finalmente nos despidió sobre la calle Ciudad de Granada, la Torre Agbar iluminada se me antojó un pequeño Empire State Building, que me aseguraba que esa no era la última vez que algunos de nosotros pisaríamos este edificio donde la historia de la creatividad publicitaria se encuentra con las ideas que aún están por venir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas