Design Thinking: aprendizaje experiencial

22 junio, 2018. Dentro de la escuela

¿Quién no se ha encontrado en la situación de liderar un equipo de personas y no ha sabido por dónde empezar? Pues ese es exactamente el factor común que nos unía a los asistentes del Workshop de Design Thinking, durante el pasado fin de semana de Junio. 

Con Marc Segarra al mando de la clase, experto en procesos creativos, intentábamos saciar nuestras expectativas sobre el uso de una de las técnicas “trending topic” de la actualidad, el #DesignThinking

“Creatividad no es copiar, creatividad es tener un 1% de inspiración, y poner el otro 99% de esfuerzo” nos advirtió Marc antes de comenzar. Por ello, para diseñar un buen producto “hemos de currárnoslo”. Tenemos que investigar, descubrir cuáles son las necesidades de las personas, la usabilidad que se le puede dar, conocer el mercado. Parece fácil, incluso lógico. Pero a veces lo aparentemente evidente y sencillo es lo más complicado.

Por eso Marc nos entregó unos tests de personalidad que nos llevarían hacia el autoconocimiento y a saber cómo comunicarse mejor con cada tipo de personas. Los resultados del primer cuestionario nos identificaban con un color. Verde, rojo, azul o amarillo, cada uno corresponde a un tipo de personalidad. Por otro lado, con el test de Basadur, terminamos descubriendo si somos personas más analíticas, o que se nos da mejor darles forma a las ideas, o más de acción o con mejores aptitudes para estimular de los demás. 

Después de encajar todo esto lo mejor fue ponerlo en práctica mediante un ejercicio de co-creación. Nuestro reto era aprender a hibridar, a unificar conceptos observando e innovando.

¡Manos a la obra! Nos pusimos a recortar revistas, a montar collages -cuyos resultados salían de unir conceptos y experiencias-, teniendo en cuenta al usuario final en todas las fases. Volcar el aprendizaje que uno tiene sobre algo concreto para luego, poder diseñar.

Primero empatizar y definir, después idear, más tarde prototipar y por último testear. Nada más y nada menos que el conocido “prueba y error”, muchas veces olvidado por falta de tiempo pero vital para poder trabajar de forma efectiva en los entornos creativos. #ThinkHybrid

Sandra Collado, Coordinadora General de Complot Escuela de Creatividad Barcelona.

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas