Diario de una #Comploter en la gran aventura emprendedora de su vida

21 marzo, 2019. Dentro de la escuela

Alguien dijo que cuando se encuentran el talento y la oportunidad, se produce lo que los envidiosos llaman suerte.  También se habla de estar en el lugar indicado en el momento justo. Y podemos seguir definiendo lo que le ocurrió a Judit Mérida gracias a su propio talento y a su decisión de apuntarse al Máster de Creatividad Integral + Creatividad Digital y Nuevos Formatos + Marketing Digital y Social Media de Complot Barcelona.

Día O

Justo en esta edición nuestro profe Xavier Verdaguer, Fundador del Imagine Creativity Center en Silicon Valley, vino a presentarnos el próximo Imagine Express, un programa en el que un grupo de participantes viaja durante 3 días en el tren Barcelona-París-Londres desarrollando un proyecto para terminar exponiéndolo ante un jurado en el London Eye; y finalmente presentar su trabajo en el Mobile World Congress ante los inversores. Una oportunidad única y excepcional de la que podría participar un #Comploter trabajando bien el brief de la semana. Y ella fue, por esas cosas de la suerte, Judit, que muy merecidamente estuvo el viernes 22 de febrero poniendo un pie en ese tren en nombre de Complot Escuela de Creatividad. 

Aquí nuestra #Comploter nos cuenta en primera persona todo lo que vivió y sintió en esta experiencia única.

Todo empezó hace muchos años con una conversación con una pitonisa en una fiesta. Por esos días yo comenzaba la carrera de Diseño Industrial y me preocupaba mi futuro. Ella me dijo que sí, que terminaría mis estudios pero que NUNCA llegaría a ejercer mi profesión. Seis años más tarde me encontraba trabajando en una tienda de ropa, segura de que aquella pitonisa tenía razón y con mi creatividad reducida a mínimos. Pero de entre la oscuridad surgió una tenue lucesita gritando que no, que ya era suficiente y que pondría todas sus fuerzas en volverlo a intentar. Era mi creatividad, que me ponía aterrada a las puertas de mi nueva aventura: Complot Escuela de Creatividad Barcelona.

El primer trimestre fue duro, nunca había trabajado en campañas integrales y las balas me venían por todos lados. Pero la pasión por las ideas volvía a latir fuerte dentro de mí con una enorme ilusión por cada briefing que recibía. Pese a mis esfuerzos por conseguirlo, al finalizar el primer trimestre me quedé sin el Gatito de Complot Escuela de Creatividad, pero eso sólo me dio más ganas de continuar, llena de energía.

El segundo trimestre empezó y con él, una de las clases más inspiradoras en las que he estado. Xavier Verdaguer, Director de Imagine Creativity Center, nos presentó su briefing y yo no podía ni pestañear. Se trataba del Imagine Express, un tren al que se subirían 36 ganadores de concursos establecidos por Imagine, en cuyo trayecto y estancia en París desarrollarían un proyecto disruptivo e innovador para presentar ante un jurado que determinaría qué grupos llegarían con su idea el lunes siguiente al 4YFN, en el Mobile World Congress de Barcelona.

¿De verdad existía algo así? Todo lo que iba explicando no era otra cosa que mis sueños más locos hechos realidad. Así que ahí estaba yo, dispuesta a hacer todo lo posible para subirme a ese tren. Una semana de trabajo duro y llegó el día de la presentación final y la elección del “Dreamer” de Complot Barcelona que participaría de esa gran aventura.

Cuando escuché mi nombre creo que perdí la noción del tiempo y el espacio hasta el día 22 de Febrero, cuando me despertó el silbato de Renfe que anunciaba la partida del Imagine Express con primer destino París.

Día 1

Pau, Dirk y yo formábamos el grupo de Innovación Social, uno de los más amplios retos que había en el tren. Aportar algo valioso a la sociedad, nada menos. A la una y media de la madrugada, en un maravilloso hotel flotante de París, seguíamos sin éxito intentando encontrar algo que ofrecer para cambiar el mundo…

Día 2

Que te despierten a las seis de la mañana en pleno invierno para ir a correr no suena nada tentador, cuando recuerdas que estás en París con todo el grupo del concurso sacas energía de donde no la tienes, pero te vuelves a aterrorizar cuando uno de tus comapñeros menciona que ya estamos en la fase de prototipado y ¡sin idea! El aire helado nos golpeó la cara y las neuronas… y después de desayunar ya teníamos algo que parecía interesante. Así que nos pasamos la mañana desarrollándolo junto a los mentores Blai, Juan, Daria y por supuesto Xavier.

Con el tiempo pisándonos los talones, sin probar la cena y con el discurso a medio hacer, nos presentamos delante del jurado a las ocho de la noche para exponer nuestra idea. Evidentemente había mucho para mejorar, así que nuevamente nos tocó trasnochar porque al día siguiente a las diez de la mañana debíamos volver a exponer nuestro proyecto delante de inversores, esta vez en un barco por el Senna.

Día 3

Barco, Viodramina, temblor, repaso mentalmente cien veces mi discurso… Venga Judit, tú puedes, ánimo. The stage is yours, respira, uno, dos… “El equipo ganador que presentará su idea en 4YFN es… ¡Innovación Social 17!“. WHAT THE F***! Alegría infinita.

Día 4

Llegamos al escenario de 4YFN a las cuatro de la tarde, después de presentar por la mañana en el Movistar Center. Los nervios casi no me dejan respirar y prefiero no mirar el enorme tamaño del lugar y la cantidad de gente que va tomando sus asientos.

Los tres nos sentíamos igual, muertos de miedo, pero conscientes de la importancia y relevancia de ese momento en nuestras vidas. Después de todo, era poco probable que nos vuelva a suceder algo así, así que chicos, vamos a disfrutarlo todo lo que nos dejen los nervios. Fuimos el primer grupo en exponer y yo la primera en hablar. The stage is yours. Respira… ¡Vamos allá, nena!

Durante un lapso de tiempo que se me hizo la eternidad, consigo centrarme en mi discurso y no en mi voz saliendo por los altavoces en estéreo y con retraso y así enlazo una palabra tras otra hasta completar mi párrafo y dando paso a mis compañeros. Al final del pitch me toca el Call to Action, que con menos ímpetu y seguridad que por la mañana, pronuncié lo mejor que supe. Después de eso, bajamos del escenario y nos agrupamos en un abrazo en el que sin palabras transmitimos todos los sentimientos y emociones reunidas en esos tres días. Una gran experiencia, con grandes personas, con un gran equipo y con mis compañeros con los que me depara una segunda aventura, quizás más intensa aún, haciendo realidad nuestro proyecto.

Y allí sentada, relajada, satisfecha con el trabajo y feliz, me vino a la mente aquella pitonisa. Esta vez me alegré de comprobar que tenía razón y que nunca trabajaría de lo que había estudiado, lo que no supo ver aquella adivina fue que mi futuro me deparaba algo muchísimo mejor: la CREATIVIDAD. Una creatividad amplia, libre e híbrida entre los mundos en los que me apeteciera adentrarme, una creatividad que me impulsa a querer afrontar los retos más locos que me pueda imaginar y que sobre todo me da vida para soñar y mejorar el mundo que me rodea. Y esto solo ha hecho más que empezar.

¡Hasta pronto!

#SangreComploter #Dreamer #ElTrabajoDeMisSueños

Judit Mérida 
Alumna del Máster de Creatividad Integral + Creatividad Digital y Nuevos Formatos + Marketing Digital y Social Media
Complot Escuela de Creatividad Barcelona

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas