El Design Thinking no es un conjunto de técnicas, es una manera de pensar

28 noviembre, 2019. Dentro de la escuela

Este fin de semana volvió Marc Segarra a Complot Escuela de Creatividad con un Workshop para iluminar a los amateurs y aclarar a los confusos sobre lo que realmente es el Design Thinking.

Mapa de Actores, Inmersión Cognitiva, Interacción Constructiva, Mapas Mentales, Observación Encubierta… Estas son sólo 5 de las más de 250 técnicas que se han ido generando en el campo del Design Thinking. Pero para Marc Segarra, nuestro profesor, esto no es más que relleno en medio de lo que es un pensamiento muy simple.

“¿Cómo puedo ser más innovador?”.

Esta fue la pregunta de Marc una vez nos sentamos tod_s en el aula, y cada un_ comenzó a soltar lo primero que le venía a la mente. Pero tenía trampa, porque la respuesta era, simplemente, que esa no era la pregunta.

“Si solo nos enfocamos en cómo ser más innovadores, siempre nos vendrá a la cabeza el producto. Eso es lo que vengo a cambiar aquí”.

El fundamento del Design Thinking se basa en redefinir el propósito de los productos que están saturando el mercado. Ya no basta con crear algo innovador, ya sea una nueva app, un artículo tecnológico, un servicio… Sino en volver a enfocar el propósito del producto hacia las personas, en sus experiencias, pensamientos y emociones.

“No te sirve de nada sacar cinco nuevos sabores de yogures, cuando ya todos saben que lo del “Bifidus Activo” te lo habías inventado”.

Por eso es un error enfocarnos en el QUÉ del producto o en CÓMO lo vamos a hacer. Es mucho más importante centrarnos en POR QUÉ, QUÉ, PARA QUÉ, PARA QUIÉN. Preguntándonos por ejemplo qué necesidad de la gente vamos a solucionar, qué deseo le vamos a cumplir, o qué miedo le vamos a resolver.

Antes de comenzar la dinámica Marc quiso dejar bien en claro que el Design Thinking no es más que dejar de pensar en nuestro producto para empezar a pensar en la experiencia del consumidor.

Para reunirnos en equipos de trabajo, Marc nos propuso un test para averiguar cuál era “la energía creativa” de cada un_. L_s hay introvertid_s, extrovertid_s, racionales, emocionales; algun_s vuelan a la hora de pensar ideas y otr_s tienen más capacidad para bajarlas a tierra y ejecutarlas. Y es cuando se juntan todos estos perfiles en un equipo cuando se complementan y desarrollan su máximo potencial.

Una vez formados los “equipos ideales”, cada grupo eligió una problemática para intentar resolverla basándonos en el Design Thinking.

Y ocurrió la magia de estar trabajando por primera vez con gente que sentíamos conocer de toda la vida.

Marc nos entregó mapas de galaxias, pegatinas, listas, y todo tipo de material para ponernos a pensar enfocvad_s en qué es lo que de verdad necesita la gente. Después de un par de horas poniendo en práctica lo aprendido, fue bonito y sorprendente comprobar que habíamos pensado ideas que estaban muy lejos de lo que ya existe.

Ahora sabemos que el Design Thinking es más que cientos de post-its en una pared, es una nueva manera de pensar. Y que una vez que has trabajado con tu “equipo ideal”… las clases de Complot Barcelona no volverán a ser las mismas.

Manuel Pasqualetti
Coordinador del Master de Creatividad Integral + Creatividad Digital y Nuevos Formatos + Redacción Creativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas relacionados

Ver todas las noticias relacionadas