Hablamos con Borja Martínez de LoSiento Studio, responsable de la nueva imagen de Complot Escuela de Creatividad

13 febrero, 2018. Dentro de la escuela

Borja Martínez es diseñador y fundador del prestigioso estudio de diseño gráfico LoSiento

Es especialista en diseño integral de identidad de marcas. Apuesta por la creatividad, la diversión, la sorpresa. Le gusta trabajar con las manos y hacer trabajo de artesanía. Su estudio ganó numerosos premios y realizó diversos proyectos de diseño y dirección de arte para clientes como Audi, Museo Picasso, Roca, El Bulli, DHUB Museu del Disseny, Caixa Forum, entre otros. Y también son los responsables del desarrollo de la nueva imagen de Complot Escuela de Creatividad Barcelona.

Por aquello de que “en casa de herrero, cuchillo de palo”, se nos venía resistiendo nuestro propio cambio de imagen coorporativa. Necesitábamos hacerlo con alguien en quien confiásemos al 100%. Después de algunas reuniones con  Borja y todo el equipo de LoSiento Studio tuvimos claro que eran ellos los indicados para llevarnos al siguiente nivel en nuestra identidad gráfica. Y como un folio en blanco nos pusimos en sus manos y nos dejamos sorprender.  El universo gráfico que crearon para nosotros nos encantó desde la primera propuesta: una marca flexible, abierta, incompleta, que transmite la evolución de Complot, sin perder la esencia del origen.

Una vez lanzada la nueva identidad corporativa, visitamos a Borja en su estudio para averiguar cómo vivieron el proceso creativo desde el punto de vista de LoSiento.

Complot: Queríamos que nos contaras cómo se trabajó toda la imagen corporativa y cómo se fue bajando a piezas concretas. Podemos arrancar por cómo percibiste el brief. Cuéntanos un poco.

Borja: Me acuerdo cuando me llegó el brief y cómo lo encajé. Básicamente, era buscar en la marca un concepto que conecte con el trabajo que hacéis en la escuela: completar ese trabajo que le falta al alumno para que pueda acceder al mercado laboral. Y por otro lado, cómo el trabajo del alumno completa las intenciones de la escuela. Siempre tuvimos este enfoque conceptual y es el concepto del propio logo: el espacio que rellenáis en la vida del otro trabajando juntos. Este es el espacio que tiene la marca. Juntos llenáis un vacío que tiene la otra parte. Por eso es un logo inacabado, que necesita un complemento para acabar de construirse.

Complot: ¿Cómo fue el proceso?

Borja: Primero trabajamos la marca. Allí encontramos el concepto y lo fuimos abriendo. Nos metimos en la parte más formal y visual que tiene el propio nombre, donde siempre hay cosas, encuentras coincidencias. En este caso la propia palabra “Complot” que tiene las dos “O” que le dan equilibrio. Trabajamos con ausencia de una, y la acabamos rellenando siempre con un contenido distinto y dinámico.

 

Complot: Recuerdo que en su día os planteamos que para nosotros era importante volver a cierta raíz, a lo que había sido el primer logo que tuvimos, que era muy artesanal. Y por otra parte, que se transmitiera el espíritu algo incómodo de la marca, que molestase o que no fuera tan fácil de entender a la primera.

Borja: Sí, los stencils tienen una conexión con eso. La pieza como elemento, como herramienta, para manifestar ese alumno que levanta el puño y dice “¡Mi book va a ser el mejor!” o “¡Mi trabajo existe!”. Esa cosa de subir un poco el tono, de reivindicar valores, conceptos que van ligados a la idea de construir tu Book, de mejorarlo y que se fijen en ti.

Complot: Nos importaba mucho que la marca invitara a pasar a la acción, no solo quedarnos en la parte del pensamiento.

Borja: Exactamente. Además empezamos a buscar este concepto de “creactivo”. La idea era actuar, porque la creatividad no es solamente pensar, es llevarlo a la acción. Y ese concepto de “creactivo” lo llevamos también a los stencils. La acción nos llevaba a la conexión con un elemento muy reivindicativo como puede ser una plantilla y un aerosol. Es plasmar lo que piensas. No solo creo, sino actúo.

Complot: Por eso el aerosol forma parte del welcome pack. Es una invitación a hacer. Que tengas un aerosol y lo guardes, no tiene gracia. Hay que usarlo, ¡pero no en la escuela! (Risas).

Estamos encantados con nuestro cambio de cara. Ahora falta saber qué os parece a todos vosotros. Esperamos vuestro feedback para acabar de completar esta hisotria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver todas las noticias relacionadas